• Teaser
  • Teaser
  • Teaser

Navegamos avante toda. Tenemos muy bien definido el objetivo y las máquinas a punto. Vamos con todo el trapo. De los Océanos del Planeta Tierra, los mismos que nos dan vida y regulan el clima, salen inquietantes señales de alerta. Ya no son tempranas. Es momento de reflexión y lucha.
La Fundación Philippe Cousteau “Unión de los Océanos”, lleva a bordo, desde los primeros instantes de su existencia, una carga/misión tan delicada como trascendente. Solidaridad y emprendimiento, conservación del medioambiente y biodiversidad marina, desarrollo sostenible, cooperación internacional, lucha contra la contaminación marina, formación integral marítima o impulso de la cultura del mar son señas de identidad y firme compromiso de actuación. El fomento de la seguridad marítima integral y el salvamento en el mar -retos fundacionales- completan objetivos a la vez que se convierten ahora y por desgracia, en prioridad.
A punto de iniciar nueva etapa, queremos reconocer el trabajo de todas las personas que han mantenido a flote el buque que lleva el nombre de Philippe Cousteau. Remar cada día en aguas tan turbulentas como las que hemos conocido, es un gesto impagable de amistad, cariño y respeto a los Océanos ¡Tantas gracias como olas seáis capaces de contar!

Los valores por los cuales se rigen las actividades de la Fundación son:

Respeto y solidaridad
Trabajo en equipo
Responsabilidad social
Pasión por la Mar

Descargar Presentación Fundación Philippe Cousteau "Unión de los Océanos"

La estela de Philippe Cousteau

Nuestro símbolo gráfico es una señal, tal vez el rastro de espuma y agua removida que dejó tras sí Philippe Cousteau. Imborrable. Se trata de su firma y logo. Llegó a la Fundación por expreso deseo de su familia. El pez que dibujó Philippe es una llamada de atención sobre la precaria salud de los Océanos. Nos sentimos legítimamente orgullosos de llevarlo como imagen de un sueño que compartimos y tratamos que se haga realidad.
En 1995, Jacques-Yves Cousteau, el padre de Philippe, le pidió en Mónaco a Agustín Santarúa que a la Fundación “Unión de los Océanos” le pusiera el nombre de su hijo tristemente desaparecido. Al nombre, se une la estela de Philippe. Con nosotros.